Diseño para el ensamblaje

Diseño para el ensamblaje (DfA) es considerada una estrategia de ecodiseño la cual permite facilitar los procesos de montaje disminuyendo, por ejemplo, el número de piezas y tiempo necesario para realizar el proceso de ensamblaje. El reto para el diseñador esta en desarrollar piezas que puedan reducir el tiempo de montaje pero que no comprometan el valor o desempeño del producto. Adicionalmente el DfA puede llegar a reducir los costos al necesitar de menos piezas y tiempo para el montaje.

Dos ejemplos de diseño para el ensamblaje es el Walkman de Sony que fue diseñado para un montaje vertical y el reloj Swatch.

Estrategia de ecodiseño Diseño para el Ensamblaje


De la creatividad y sostenibilidad ambiental

Resulta interesante analizar las distintas aproximaciones que pueden existir para la inclusión del ecodiseño dentro de nuestra cotidianidad. Es posible llegar a considerar dos maneras principales para asumir la sostenibilidad ambiental. La primera es reducir el consumo. Le segunda reducir el impacto ambiental que implican los sistemas de producción.

Es necesario comprender que el ecodiseño es mucho más que reciclar y reusar, quizá si lo vemos desde otro punto de vista sería como comenzar por el lado opuesto del problema. El trabajo de los diseñadores y sus enfoques sostenibles debe aparecer al principio de los procesos de creación de productos y servicios y no simplemente al final para tratar de solucionar un problema ya generado y que se quiere disimular. El reto es para los diseñadores como para los empresarios en donde no haya que esperar a cometer el error sino tener la capacidad de retarnos y crear productos y servicios que verdaderamente reduzcan el impacto ambiental.

Igualmente esta la responsabilidad de los consumidores quienes aparte de sus posibilidades de seleccionar productos que tengan bajo impacto ambiental pueden llegar a ejercer presión tanto a los productores como a las demás personas y empresas involucradas. Como consumidores que somos todos nosotros, no basta con responder al final para tratar de arreglar los problemas ya que puede ser una experiencia frustrante. Un comportamiento bien intencionado como reciclar papel o vidrio puede resultar más un masaje para nuestra conciencia que una actividad que realmente salve el planeta.

El diseño puede generar una participación activa en todos los procesos que permiten hacer nuestros futuros realidad. Tales dinámicas y aproximaciones resultan criticas y al mismo tiempo tienen mucho potencial. ¿Y si tal vez si pensamos en un futuro en donde no haya nada que reciclar? Para lograr una solución a esto el nivel de creatividad es bastante alto. Por eso mismo no es suficiente con conocer una que otra herramienta de ecodiseño y tan sólo ver que resulta. La creatividad es un componente clave en el ecodiseño y por eso mismo no debe dejarse alejada. Es hora de que dejemos de ver el ecodiseño como una solución para tratar de resolver los problemas al final, es necesario también romper con ese estereotipo de un ecodiseño centrado en el reciclaje y el reuso, si queremos hacer la diferencia es hora de conocer más a fondo sobre las posibilidades reales del ecodiseño pero sobre todo encontrar la manera de desatar todo ese potencial que tiene la sinergia de creatividad y sostenibilidad para alcanzar las soluciones que necesitamos.

Adaptaciones al cambio climático

Arañas adaptadas al cambio climático
Foto Russell Watkins
Durante el año 2010 una serie de fuertes lluvias provocaron inundaciones en varias provincias del norte de Pakistán. Según cifras de las Naciones Unidas más de 14 millones de personas resultaron afectadas. Otra de las consecuencias ocurridas durante estas inundaciones fue el cambio en el comportamiento de millones de arañas que tuvieron que trepar en lo más alto de los árboles para escapar de las inundaciones. Ya que las inundaciones tomaron demasiado tiempo en ceder, las poblaciones de arañas establecieron sus habitats en los arboles cubriendo las ramas con sus telarañas. 

Lo interesante de este cambio del comportamiento resultó en la disminución de la población de mosquitos que se esperaba aparecieran después de la inundación lo cual llegó a brindar un beneficio a las ya afectadas comunidades. Estos árboles se convierten en enormes trampas contra los mosquitos que pueden llegar a transmitir la malaria.

Arañas adaptadas al cambio climático
Foto Russell Watkins
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...