Taller de Innovación desde el Ecodiseño

Para aquellos interesados en los temas de la sostenibilidad desde el diseño, estaremos realizando un taller el próximo Martes 29 de Octubre en Impact Hub Bogotá.

Contaremos con la participación del ingeniero chileno Alejandro Chacón experto en desarrollo de producto y ecodiseño. Es además director de Ecodiseño.cl, empresa dedicada a la consultoría de ingeniería y diseño en Chile. En Agosto participó en la 6a Conferencia Internacional de Life Cycle Management (Suecia) en la sesión de Innovación y Desarrollo de Producto. 

Taller de innovación de producto desde el ecodiseño
Fecha: Martes 29 de Octubre de 2013
Hora: 4-8pm
Lugar: Impact Hub Bogotá Calle 69 No. 6-20

Ecodiseño Oscar Cuervo Diseño Colombia Bogotá
Ecodiseño Alejandro Chacón Diseño Colombia Bogotá Chile

El Costo de la "Mala Fe" en los Ecodiseños

Lucas Ivorra Opinión Diseño Sostenible


¿Qué pasaría si confiáramos en los ciudadanos que viven en la misma ciudad que uno, en los turistas y otros visitantes que llegan a la ciudad donde uno habita?
¿Necesitaríamos comprar dos candados, uno para el locker y otro para la bicicleta? ¿Necesitaríamos invertir en un sistema de registro de datos? ¿Tendríamos que contratar a una persona exclusiva para cuidar esta infraestructura? ¿tendríamos que comprar alguna silla para el vigilante? ¿tendríamos que pagar por las cadenas para asegurar las bicicletas a la infraestructura? ¿cuánto termina costando esa desconfianza en los demás?




¡Es un gusto saludarlos de nuevo!

Quisiera comenzar preguntándoles lo siguiente: ¿Confían en los demás? Si yo les preguntara cuánto confían en los demás ciudadanos del lugar en donde habitan, ¿qué responderían? Pensemos en un caso concreto: ¿será posible que yo pueda confiar en que todos los ciudadanos dispondrán la basura de forma adecuada en los lugares dispuestos para ello? ¿Acaso todos los ciudadanos cuidarán todos y cada uno de los mobiliarios, luminarias, señales, entre otros, de la ciudad? Me atrevo a pensar que muy probablemente su respuesta tienda a ser negativa en estos casos, aunque esto no quiere decir que, de hecho, sí haya muchas personas que cuiden lo que nos rodea en la ciudad. 

Recordemos el ejemplo del agua embotellada: en ciudades como Bogotá (Colombia), la Empresa de Acueducto y Alcantarillado ha demostrado en varias ocasiones que el agua que entrega es potable y apta para el consumo humano; basta también con ir al Parque Nacional Natural Chingaza (de donde la ciudad obtiene la mayor cantidad del agua que consume), a pocas horas de la capital colombiana, para darnos cuenta de la pureza del agua. Con lo anterior me pregunto: ¿cómo han logrado las compañías que venden agua embotellada convencer a algunos de que el agua de la llave es dañina y es mejor consumirla en botellas? Es más, ¿cómo han logrado convencer a algunos consumidores que, en casos como el de Bogotá, es una buena idea comprar agua embotellada importada? En este caso algunos prefieren incurrir en gastos adicionales, pagando por algo que puede obtener por mucho menos valor: el agua... todo por el miedo y la incertidumbre sobre si el agua de la llave realmente es potable. 

Ahora bien, tomando como ejemplo la imagen que acompaña este artículo, existen muchos otros casos en los que el miedo y la mala fe ocasionan que los costos de los proyectos (y el precio que pagamos al final todos los consumidores y el ambiente) sea mayor al que realmente podría ser: me explico, si uno ve el ciclo-parqueadero de la imagen, rápidamente se descubre que, para que uno pueda finalmente colgar la bicicleta posiblemente hay que incurrir en lo siguiente:
  • Comprar dos candados: uno para asegurar la bicicleta, y otro para asegurar el locker, con sus correspondientes llaves y llaveros.
  • Lo anterior implica que los soportes de las bicicletas y los lockers tengan que incluir cadenas y argollas para que puedan asegurar los candados.
  • Usar hojas de papel (y su correspondiente soporte rígido para escribir) para registrar los datos de la persona que deja su bicicleta. Además, contar con algún elemento de escritura para registrar los datos.
  • Adicional a esto hay que contratar una persona de vigilancia permanente que vele por la integridad de este ciclo-parqueadero, las bicicletas y los lockers (entiendo lo que pueden pensar: se está generando empleo, y estoy de acuerdo, y gracias a estas personas que velan por nuestra seguridad, nosotros podemos vivir más tranquilos. La reflexión apunta en este caso a recordar cómo viven algunas personas en pueblos pequeños, donde poca vigilancia de sus viviendas y bienes se necesita, porque las personas están ocupadas sembrando el campo, criando animales, entre otras actividades, todos se cuidan entre ellos, y nadie busca realmente hacerle daño a otro... esto parece sacado de un cuento de hadas, pero sí sucede todavía)
  • Finalmente, hay que incurrir en el costo del mobiliario y otros que sirvan para asegurar un espacio adecuado de trabajo para esa persona de vigilancia.

Veamos otros ejemplos:
  • Algunas estaciones de sistemas integrados de transporte, que están ubicadas en zonas de alto riesgo de seguridad (por vandalismo, pandillas, etc.) tienen refuerzos en sus estructuras, vidrios de seguridad más gruesos, etc. De nuevo, ¿por qué no buscar cómo se podría confiar en que los ciudadanos, no importa la zona de la ciudad, cuidarán la infraestructura de un sistema de transporte en vez de incurrir en gastos adicionales reforzando esas mismas estructuras?
  • Un ejemplo que también preocupa: en algunos restaurantes suelen entregar una porción de pan adicional (gratis) como acompañamiento a lo que uno pida para desayunar, almorzar o comer. Sin embargo, no todas las personas lo consumen, entonces pregunto: ¿qué pasa con ese pan que es entregado al cliente del restaurante pero no es consumido? Hace poco fui a un restaurante de comida rápida y pedí una hamburguesa; cuando me entregaron el pedido fui hasta la mesa para comer la hamburguesa, pero al destaparla descubrí que no era la que había pedido; luego fui a pedir que me la cambiaran por una como la que yo había solicitado, pero me preocupó ver que iban a desechar la que yo les estaba entregando. Averiguando por qué lo iban a hacer, me comentaron que tenían que botar esa hamburguesa porque ya se había salido del control del restaurante y no podían garantizar su inocuidad para volver a servirla, aún cuando yo ni siquiera había tocado la hamburguesa... lo que pasa es que ellos no tenían forma de comprobar que lo que yo les decía era cierto (aun cuando sí era cierto), y optaban por evitar cualquier riesgo. Pregunta: si yo les estaba diciendo la verdad, ¿por qué no me creyeron? Si me creyeran, seguramente no botarían esa hamburguesa y, si bien no necesariamente la podrían servir de nuevo a un cliente, podría quedar para consumo interno de los colaboradores del restaurante, o para compostaje, o para alimentos para animales, pero definitivamente no para desecharla.

Ahora bien, ¿cuánto creen que cuestan esas medidas adicionales que las industrias, los gobiernos, las instituciones en general, tienen que tomar para prepararse ante los riesgos derivados de la aparente imposibilidad de comprobar si podemos confiar en todo lo que todas las personas hagan y digan?

Si confiáramos en todos los seres humanos que nos rodean (y todos los seres humanos que nos rodean actuaran de buena fe), ¿no podríamos pensar en que los productos y servicios podrían ser más económicos, más sencillos, se podrían fabricar con menos materias primas, se necesitarían menos formatos, firmas, autenticaciones, certificaciones, papel, elementos de escritura, etc., etc., etc.? 

Quedan muchas preguntas y la reflexión sobre cómo nos aproximaremos a los proyectos: ¿diseñamos sistemas de bicicletas compartidas con sistemas de localización GPS, marcos y otros accesorios a prueba de vandalismos, entre otros, o mejor buscamos que los seres humanos que usarán esas bicicletas actúen de buena fe y cuiden esos bienes que están para su servicio y para el de los demás ciudadanos que comparten la misma ciudad? ¿qué resultará más costoso para la sociedad y la naturaleza? 

No es cuestión de ser 100% ingenuo, pero sí buscar la manera de atender las necesidades básicas (la esencia de un proyecto) antes de trabajar sobre la “superficie” del mismo.


  • @LucasRIvorraP

¿Por que reciclar no es suficiente?

Recycling is an aspirin, alleviating a rather collective hangover overconsumption

Reciclar es una aspirina, aliviando una resaca colectiva ... el consumo excesivo. 

3er Simposio Internacional de Diseño Sostenible

En el marco del 3er. Simposio Internacional de Diseño Sostenible en la ciudad de Medellín (Colombia), se realizarán diferentes ponencias y workshops, en temáticas acordes con los temas del evento, estos talleres estarán coordinados por expertos, en compañía de profesores de apoyo de las Instituciones Universitarias en SINERGIA.

Dentro de los invitados internacionales al evento se encuentra el diseñador industrial Emiliano Godoy (México), la maestra en artes visuales Christian Chávez López (México), la docente e investigadora Yosi Anaya (México) y el licenciado y consultor Ignasi Cubiñá Reyes (España). 

Desde Diseño Sostenible estaremos participando en el Simposio con el workshop de ecodiseño enfocado hacia la creatividad e innovación sostenible. No sólo será la oportunidad de compartir los alcances de la herramienta de ecodiseño o:eco sino también de explorar sus aplicaciones en un ejercicio de dos días.

Organiza la Institución Universitaria Pascual Bravo y se llevará a cabo los días 9, 10 y 11 de Octubre de 2013.

Inscríbase aquí link 

Simposio internacional Diseño Sostenible Medellín


Concurso Haceb 2014

concurso diseño Haceb  Colombia

Innovación de producto desde el ecodiseño

Taller innovación de producto ecodiseño mypimes Colombia
Una sesión práctica para fomentar la aplicación del ecodiseño a través del pensamiento creativo y trabajo colaborativo.

Jueves 29 de agosto. 5-8pm.
Hub Bogotá: Cl 69 # 6 - 20.

Inscripciones y más información: info@disost.com

When do we start thinking sustainably?

Monika Jankauskaite Sustainability

Sustainable design is not only about the environmentally friendly design. It also addresses the consumption patterns and our daily habits, which are heavily influenced by our socio-cultural environment. We acquire those through a daily routine at home, at school, and at workplace. What do we eat, how do we spend our time, what do we buy, etc.? Also, parents and caregivers pass on their knowledge and we learn from them about how we should live and what and how we should consume. And what if the ‘normal’ way of living we now practice includes having a TV on all day; or taking a 30-minute shower; or packing all the food in plastic bags and later on disposing them without a second glance; or having bottled water every day? Do we ever stop to think that our ‘normal’ way of living is actually damaging the environment? Hardly.

Firstly, many countries encourage mass consumption driven growth. The more the consumption the better is the economy. Secondly, having goods and gadgets also defines our social status. And that means the more we have the better our situation is. And in many cases our need to have more and to live better is more important than the environment. And finally, today most of us live in a city and might have never seen a strawberry plant or live chicken, as there aren’t that many spaces in urban areas to actually make a connection with nature.

So, what we could do?

One of the possible answers is to focus on education for sustainability not only for adults but also for children. We can “equip children with the attitudes, values, knowledge and skills necessary to rethink and change current patterns of action and to secure healthy, just and sustainable futures for all” (Davis, 1998).

Monika Jankauskaite Sustainability

It is important to allow children to experience environment and to give them a possibility to build a respect for the living creatures, plants and, sic, other people. Education for sustainability is not only about teaching our little ones, but also about creating spaces where they can actively learn, participate and express their concerns and ideas. We could start with little steps, for example, teaching children the importance of water and how to save it; learning to recycle; growing and taking care of plants, either at home or at the school garden. As parents and caregivers we could require that focus on sustainability was included in formal curriculum at schools. 

And what would you propose?

More on early childhood education for sustainability:
Davis (ed.), 2010, Young Children and the Environment, Cambridge University Press
Davis, J., 1998, Chapter 11 “Young Children, Environmental Education, and the Future”, in Education and the Environment, Norman Graves (ed.), [http://eprints.qut.edu.au/1309/1/davis.pdf]

Monika Jankauskaite
MSc Social Development Practice
University College London, U. of London

Excelencia en la Sostenibilidad del Diseño


Diseño Sostenible Lucas Ivorra

Para realmente afirmar que esta silla es un producto sostenible, primero tendría uno que preguntarse, entre otros, sobre: ¿con qué se adhieren las láminas de cartón reutilizado con las que se fabricó esta silla? ¿La silla cumple su función práctica de ofrecer una superficie para que una persona se siente cómoda y de forma segura? ¿Cómo son tratados los trabajadores del taller que configuró la estructura tubular? ¿En que cómo viven los recicladores que recogieron el cartón que se usó en la silla? ¿Cuánto está dispuesta la gente a pagar por la silla y cuánto cuesta producirla?


Es un gusto poder compartir con ustedes la siguiente reflexión que resultó después de leer dos artículos recientes. En uno se llamaba la atención sobre el “dolor de cabeza” de algunos empresarios colombianos por la pérdida de productos (alimentos en el caso de ese artículo) que eran rechazados en mercados internacionales, por deficiencias en los productos mismos y en sus empaques debido a la falta de cumplimiento de los estándares exigidos para la importación/exportación. En otro se mostraba con una infografía las toneladas de alimentos (aprovechables) que se pierden cada año en el mundo. ¿Hay alguna correlación? Pueden estar seguros que sí.

Veamos la fórmula de la triple línea base de la sostenibilidad: Ambiente + Sociedad + Economía. Esto quiere decir que cuando concebimos un proyecto, no podemos desarticular estos tres “pilares” de la sostenibilidad de cualquier idea que concibamos. En otras palabras, es insuficiente un producto/servicio que sea rentable económicamente, pero no respete los derechos humanos; o es insuficiente un producto/servicio que proteja al ambiente y a la gente, pero que no pueda generar valor de alguna forma para quien ofrezca ese producto/servicio, por nombrar dos ejemplos.

Por otro lado, amarrada a la fórmula anterior, hay otra que igualmente es indivisible; para aumentar la posibilidad del éxito integral de cualquier proyecto es recomendable tener en cuenta actores involucrados de esta forma: Gobierno + Privados (incluyendo a la Banca) + Sociedad Civil. En este caso, cabe destacar la relevancia del sector público en cuanto a las regulaciones (para el caso de este análisis, regulaciones de mercados internacionales específicamente hablando de empaques de productos alimenticios) En este caso, hay muchas herramientas establecidas para identificar y gestionar los requisitos de los actores involucrados (stakeholders), como la matriz de Poder + Influencia + Interés. Si esto es claro, ¿cómo se explica que un pequeño y mediano empresario exporte productos que no cumplen con las regulaciones internacionales, y no espere que su producto sea rechazado en el país de destino?

Partiendo de esta introducción resultan muchas preguntas, entre ellas: aquellos que practicamos el Diseño, ¿no nos entrenamos para, entre otras cosas, diseñar empaques? ¿No debe estar involucrado el Diseño Industrial en estos procesos de diseño y configuración de empaques? Y, si está involucrado, ¿no debe el diseño incluir variables técnicas/regulatorias de protección de productos (incluyendo alimentos), cumplimiento con estándares internacionales (si se exportarán los productos), entre otros? Me explico: en Colombia se gradúan cientos de Diseñadores Industriales cada semestre (y cientos de muchos otros profesionales con conocimientos relacionados a los empaques); ¿no podría esperar uno que, con tantas personas formadas en Diseño Industrial (y otras profesiones relacionadas) estos problemas con los empaques para exportación, los alimentos dañados, entre otros, simplemente no sucedieran? ¿En dónde estarán las oportunidades de mejoramiento? ¿En las escuelas de formación? ¿En la articulación con el sector privado? ¿En el desconocimiento de las normas internacionales? ¿En dónde?.....

Algo es claro: hoy en día, la sostenibilidad de un proyecto, sea para el desarrollo de un sistema producto-servicio desde el Diseño, o desde otro sector, es cada vez más un requisito sin el cual se pueda asegurar con mayor precisión el éxito de cualquier idea. Un sistema producto-servicio debe desempeñarse bien en todos los tres componentes de la sostenibilidad (ambiental + social + económico) al mismo tiempo.

Para finalizar, más preguntas (Finalmente, desde la educación se busca generar más preguntas que certezas, para incentivar el pensamiento reflexivo y propositivo): ¿Cómo estamos diseñando? ¿Es la sostenibilidad, entendida en su sentido amplio, un concepto que se involucra transversalmente en todo el proceso de diseño y en el análisis del ciclo de vida del producto/servicio, o sólo como un componente accesorio en los proyectos?

Más Información:


Lucas R. Ivorra Peñafort
@LucasRIvorraP

Diseño Empaca


Uno de los momentos que mas recuerdo de mi clase de empaques, resume la clase a una frase como: “el empaque no debería existir”. Recuerdo que pusieron como ejemplo la cascara de un plátano y lo cómodo y sustentable (termino no acuñado en el 2005) que podía ser comerselo y acceder a todas sus propiedades potasicas; de allí surgieron ejemplos variados como la hoja del bocadillo veleño, el contenedor de calabazo que mantiene frías las bebidas y un sin fin de elementos colombianos propios de la cultura popular del empaque. 

Janeth Puentes Diseño Sostenible
Hoy, y después de tanto tiempo tengo mis dudas sobre la constante exploración de productos empacados, embalados y envasados. ¿Puede existir una cultura que nos este forzando a sobre-proteger los productos? ¿Es una estrategia comercial para que compremos mas productos por su exterior y no por su contenido?

Recuerdo la cantidad de cosas que hice cuando era niña con una caja o un poliestireno expansible (ICOPOR). Mi mamá en su maratonica labor de mantenerme ocupada, hizo una casa de muñecas con dos pisos fabricada de los “icopores” de un televisor, y un techo de cartón, la disfrute muchísimo, ahora extraño lo bello de lo simple.

Volviendo al empaque, considero que es el momento de replantear que debe empacarse y que no, como y porque. Admiro el desarrollo hecho por los norteamericanos, con sus fuertes desarrollos estructurales y formales de Packaging.

Pero, retomo ideas buenas del pasado, antes de vivir una guerra en la que todos luchen por un poco de agua potable; invito al diseñador y a la persona del común a que haga un acto de contrición y racionalice el empaque, obvio apoyado en el Reducir, Reutilizar y Reciclar. Es importante aprender de la naturaleza, optimizar el recurso y dejar de hacer que el planeta grite constantemente por la cantidad de bolsas, botellas, papeles, latas y demás protecciones, a la final como muchas cosas de nuestro mundo siempre terminaran en la basura. 

@janeth_puentes

Información adicional:

¿Cómo involucrar a las futuras generaciones en los pilares de gente, ambiente y utilidades económicas?

El siguiente video de 2 minutos nos recuerda incluir al Ambiente (Planeta), a las Gente (Sociedad) y las utilidades económicas (Economía). Además, destacando la importancia de incluir a "las siguientes generaciones" en las iniciativas.

Conozcamos IHOBE


Ihobe Sostenibilidad Ambiental
http://www.ihobe.net
Ihobe es una Sociedad Pública que tiene por finalidad apoyar al Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco en el desarrollo de la política ambiental y en la extensión de la cultura de la sostenibilidad ambiental en la Comunidad Autónoma del País Vasco.
La sede social está domiciliada en Bilbao (Bizkaia) y el ámbito de actuación es la Comunidad Autónoma del País Vasco. Además, Ihobe es el titular del Laboratorio Oleaz en Zamudio que realiza el control analítico y administrativo del aceite usado en la Comunidad Autonoma del País Vasco, y del Centro de Biodiversidad de Euskadi - Torre Madariaga en Busturia (Bizkaia).
Ihobe es una Sociedad Pública consolidada en el ámbito de la gestión y protección del Medio Ambiente. De lo que inicialmente se preveía que fuera una sociedad dedicada a la promoción de infraestructuras medioambientales ha pasado a ser parte fundamental del proyecto del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, constituyéndose en el instrumento necesario para la aplicación de la política ambiental en coordinación con las diferentes direcciones de la Viceconsejería de Medio Ambiente.
Principales áreas de actuación de Ihobe
Producto Sostenible, Cambio Climático, Ecoinnovación, Política Ambiental, Consumo Sostenible, Gestión de Recursos y Residuos, Biodiversidad, Suelos Contaminados.

(Tomado de la página principal de IHOBE)


En Diseño Sostenible queremos contarles que pasa con el  ecodiseño a nivel mundial, las principales áreas de actuación del Ihobe son aquellas que nos interesan y nos hacen pensar en cómo crear entidades de esta clase en Colombia. 




Recordando a Rachel Carson


“The public must decide whether it wishes to continue on the present road, and it can only do so when in full possession of the facts. We still talk in terms of conquest. We haven’t become mature enough to think of ourselves as only a tiny part of a vast and incredible universe. Man’s attitude toward nature is today critically important simply because we have now acquired a fateful power to alter and destroy nature. But man is part of nature, and his war against nature is inevitably a war against himself.” Rachel Carson 


La sabia y el árbol


Hace unos meses aun escuchaba de uno de mis ex-alumnos el recurrente chiste o gracejo de que en mis años de estudiante se usaba la savia de árbol para pegar las maquetas en las fechas de entrega. (Que tal si le digo que había rapidografos).

Esto obviamente tiene relación y verdad en su realidad y en la mía. Recuerdo que mi monografía de grado de Licenciatura o Pregrado (según corresponda), de la cual aun espero el titulo meritorio que prometieron y nunca llego, tenia como objetivo desarrollar un producto exportable, personalizado y que usara como medio comercial y de interacción una pagina Web, en ese momento aquello me parecía imposible. Aun así el proyecto logro graduarme y ganarme algunos adeptos e incrédulos a mis capacidades "intelectuales", cosa que a futuro solo termina por importarle a cada quien.

Volviendo a la savia, muchos años después en noches de desvelo como esta logre comprender mejor el proyecto y las capacidades casi adivinatorias del diseño industrial, obvio ya todas las grandes empresas incluían la personalización de productos en sus paginas de internet. 

Ahora viendo los toros desde la barrera, y después de pensar en todos los proyectos inconclusos, siento la necesidad de responderle al estudiante de la savia de árbol, que tiene toda la razón, y que aunque tenia mas esperanzas en su generación de diseñadores, es absolutamente necesario comprender que:

1. El Diseño debe ser una carrera proyectual y prospectiva al 100% es el enfoque necesario para lograr competitividad e innovación.

2. La educación en diseño debe incluir referentes propios, y no ajustados a la realidad del contexto. Un ex-compañero de universidad (es obvio que tengo muchos ex) decía en un chat social, tal vez después de una búsqueda muy exhaustiva en internet, que en uno de sus viajes se había dado cuenta que el diseño en Colombia era una mentira y que en otros países si se hacia diseño de verdad, seguro que muchos de nuestros diseñadores le pusieron empeño a sus actualizaciones al momento de ingresar a empresas reconocidas del diseño mundial; pero el punto es que el diseñador debe conocer su historia, su contexto y su necesidad, el usuario esta implícito. Así suene trillado son puntos claves del I+D+I.

3. La realidad latinoamericana y mundial debe reconocer y dignificar la profesión del diseño industrial, (que se encuentra regulada en muchos países pero en otros no), hay que dejar de lado la repetitiva costumbre politiquera de abrir ministerios porque si, es necesario e impajaritable que los países " con economías emergentes" ( de las cuales tengo mis dudas), legislen alrededor de las políticas de diseño pero no solo para  la foto y el documento, sino para que sean usadas, junto con los elementos arriba mencionados, como aporte importante al desarrollo de economías competitivas y sostenibles; felicito a Mexico y Argentina de las cuales conocí, buen desarrollo entorno a sus políticas de diseño para sus países. A Brasil indudablemente que abandera la industria como pilar de desarrollo económico, por impulsar a sus habitantes a que consuman diseño y producto nacional, cosa que es imposible en otras latitudes después de TLC firmados con medio planeta, pero ese es otro asunto.

4. El emprendimiento o creación de empresa, es un salvavidas, hay que mostrarle al diseñador que puede emprender con innovación, calidad y comercio justo, la escala la definirá según su contexto y sus posibilidades, esto ultimo debería ser considerado por los países a, momento de apoyar en capacitación y financiamiento al futuro empresario, sin extenderme un buen ejemplo de lo que si se debe hacer es el CMD  de la ciudad de Buenos Aires.

5. Y último, el diseñador debe aprender a soñar realidades, pero ante todo a volver su disciplina una oportunidad de vida, de vida feliz; a la final creo eso termina siendo lo mas importante, cuando alguien hace lo que le apasiona la vida se le vuelve paseo. Y no hay nada mejor que vivir de viaje, no regalen su trabajo, ni desperdicien su talento,  revalorizar  y comprometerse a discernir entornos para un nuevo diseño.

Proponer es la única forma de cambiar el mundo.

Gracias por leerme!

D.I. Janeth PB

@janeth_puentes 

Taller innovación de producto desde el ecodiseño

El diseño y desarrollo de productos innovadores y sostenibles no requiere de métodos y procesos complejos. Con la idea de permitir que la sostenibilidad pueda tener una aplicación práctica y clara se desarrolló o:eco como herramienta de ecodiseño. Mediante la aplicación de esta herramienta se busca que el participante entienda e incorpore estrategias de ecodiseño permitiéndole evidenciar que es posible obtener productos con un gran valor y desempeño para sus clientes disminuyendo al mismo tiempo el impacto ambiental que se genera.

El taller fomenta la creación de soluciones sostenibles a través del pensamiento creativo y trabajo colaborativo buscando generar ideas de proyectos innovadores además de complementar conceptos tan importantes como desarrollo sostenible, ciclo de vida y ecodiseño.

Fecha: 28 de Mayo 2013
SENA Centro Industrial y Desarrollo Empresarial
Tecnoparque Nodo Cazuca
Autopista Sur Transversal 7 #8-40, Soacha


Innovación de producto desde el Ecodiseño Centro Industrial y Desarrollo Empresarial

Kaleidoscope Project - Future Sustainability Design



La sostenibilidad desde el diseño requiere de un proceso de reflexión y de dialogo. Engage by design aborda este dialogo mediante el proyecto caleidoscopio que busca conocer las opiniones de distintos expertos del diseño, la sostenibilidad y la innovación sobre temas de las distintas disciplinas del diseño.

El proyecto aborda los temas de la sostenibilidad desde el diseño desde a áreas: balance, significado, innovación y cultura. Varias inquietudes quedan planteadas para que reflexionemos desde nuestras actividades profesionales: ¿qué herramientas y habilidades necesitamos como diseñadores para llegar a un mejor futuro?

Para más información visite engage by design .


Erratum: Una respuesta a la producción en masa

Este proyecto desarrollado por el artista británico  Jeremy Hutchison busca generar objetos con errores intencionales pensando en generar una reflexión sobre la producción y consumo de productos a nivel mundial.

Hutchison se inspiró en denuncias durante el 2011 sobre las condiciones laborales en la fábrica de Apple, Foxconn (China) en donde los trabajadores manifestaban ser tratados como máquinas. La idea del artista era: "Quería ver el resultado al error intencional de un trabajador en la lógica de una producción en masa en un mundo hipereficiente y globalizado". Hutchison se puso en línea y descubrió Alibaba, el portal de la producción mundial, y comenzó a enviar miles de correos electrónicos a fabricantes de todo el mundo, solicitando una versión de lo que producían, inutilizada por un error humano. El resultado son objetos de fábricas en China, India, Polonia, Turquía y Pakistán.

objetos error humano

objetos error humano

objetos error humano

objetos error humano

objetos error humano

objetos error humano

objetos error humano

objetos error humano

Colmena urbana por Rowan Dunford

La población mundial de abejas esta en declive, el diseñador Rowan Dunford propone a esta problema una colmena simple y apilable que permite fomentar el cultivo de abejas. También incluye estrategias de ecodiseño al permitir su fácil uso, bajo costo de producción y permitir su distribución empacado en plano. Hay que recordar que el colapso de la población de abejas puede causar que los cultivos agrícolas lleguen a colapsar ya que las abejas llevan a cabo su función polinizadora. También cumplen con una función ecológica al contribuir en la reproducción de las especies vegetales en la naturaleza. 



Colmena urbana abejas


Diseño para el ensamblaje

Diseño para el ensamblaje (DfA) es considerada una estrategia de ecodiseño la cual permite facilitar los procesos de montaje disminuyendo, por ejemplo, el número de piezas y tiempo necesario para realizar el proceso de ensamblaje. El reto para el diseñador esta en desarrollar piezas que puedan reducir el tiempo de montaje pero que no comprometan el valor o desempeño del producto. Adicionalmente el DfA puede llegar a reducir los costos al necesitar de menos piezas y tiempo para el montaje.

Dos ejemplos de diseño para el ensamblaje es el Walkman de Sony que fue diseñado para un montaje vertical y el reloj Swatch.

Estrategia de ecodiseño Diseño para el Ensamblaje


De la creatividad y sostenibilidad ambiental

Resulta interesante analizar las distintas aproximaciones que pueden existir para la inclusión del ecodiseño dentro de nuestra cotidianidad. Es posible llegar a considerar dos maneras principales para asumir la sostenibilidad ambiental. La primera es reducir el consumo. Le segunda reducir el impacto ambiental que implican los sistemas de producción.

Es necesario comprender que el ecodiseño es mucho más que reciclar y reusar, quizá si lo vemos desde otro punto de vista sería como comenzar por el lado opuesto del problema. El trabajo de los diseñadores y sus enfoques sostenibles debe aparecer al principio de los procesos de creación de productos y servicios y no simplemente al final para tratar de solucionar un problema ya generado y que se quiere disimular. El reto es para los diseñadores como para los empresarios en donde no haya que esperar a cometer el error sino tener la capacidad de retarnos y crear productos y servicios que verdaderamente reduzcan el impacto ambiental.

Igualmente esta la responsabilidad de los consumidores quienes aparte de sus posibilidades de seleccionar productos que tengan bajo impacto ambiental pueden llegar a ejercer presión tanto a los productores como a las demás personas y empresas involucradas. Como consumidores que somos todos nosotros, no basta con responder al final para tratar de arreglar los problemas ya que puede ser una experiencia frustrante. Un comportamiento bien intencionado como reciclar papel o vidrio puede resultar más un masaje para nuestra conciencia que una actividad que realmente salve el planeta.

El diseño puede generar una participación activa en todos los procesos que permiten hacer nuestros futuros realidad. Tales dinámicas y aproximaciones resultan criticas y al mismo tiempo tienen mucho potencial. ¿Y si tal vez si pensamos en un futuro en donde no haya nada que reciclar? Para lograr una solución a esto el nivel de creatividad es bastante alto. Por eso mismo no es suficiente con conocer una que otra herramienta de ecodiseño y tan sólo ver que resulta. La creatividad es un componente clave en el ecodiseño y por eso mismo no debe dejarse alejada. Es hora de que dejemos de ver el ecodiseño como una solución para tratar de resolver los problemas al final, es necesario también romper con ese estereotipo de un ecodiseño centrado en el reciclaje y el reuso, si queremos hacer la diferencia es hora de conocer más a fondo sobre las posibilidades reales del ecodiseño pero sobre todo encontrar la manera de desatar todo ese potencial que tiene la sinergia de creatividad y sostenibilidad para alcanzar las soluciones que necesitamos.

Adaptaciones al cambio climático

Arañas adaptadas al cambio climático
Foto Russell Watkins
Durante el año 2010 una serie de fuertes lluvias provocaron inundaciones en varias provincias del norte de Pakistán. Según cifras de las Naciones Unidas más de 14 millones de personas resultaron afectadas. Otra de las consecuencias ocurridas durante estas inundaciones fue el cambio en el comportamiento de millones de arañas que tuvieron que trepar en lo más alto de los árboles para escapar de las inundaciones. Ya que las inundaciones tomaron demasiado tiempo en ceder, las poblaciones de arañas establecieron sus habitats en los arboles cubriendo las ramas con sus telarañas. 

Lo interesante de este cambio del comportamiento resultó en la disminución de la población de mosquitos que se esperaba aparecieran después de la inundación lo cual llegó a brindar un beneficio a las ya afectadas comunidades. Estos árboles se convierten en enormes trampas contra los mosquitos que pueden llegar a transmitir la malaria.

Arañas adaptadas al cambio climático
Foto Russell Watkins
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...