¿Que hacer con las bolsas plásticas?

Recientemente la Comisión Europea publicó una propuesta para reducir el número de bolsas plásticas utilizadas en Europa cada año. Esta propuesta incluyó una consulta en distintos países la cual reflejó una intención de implementar una prohibición permanente. 

Cada año cerca de 800.000 toneladas de bolsas plásticas son utilizadas en la Unión Europea. En promedio, cada persona utiliza 191 bolsas (cifra para el año 2010), sin embargo sólo 6% son recicladas. Además cuatro millones de bolsas plásticas terminan directamente en la basura. 

Una de las consecuencias más visibles de este problema de desecho plástico es la contaminación de ambientes silvestres, no sólo de nuestros paisajes sino también amenazando la vida animal que habita en aquellos ambientes. Un ejemplos la denominada sopa plástica o isla basura, ubicada en el Océano Pacifico, cubriendo casi  1.400.000 km².

Las diferentes opciones que existen actualmente para enfrentar este problema son las siguientes:

1. Realizar una prohibición completa: Países como Uganda, Bangladesh, Kenya, China y Sudáfrica ya han impuesto esta prohibición. En el caso de Bangladesh las bolsas plásticas terminaban obstruyendo el sistema de drenaje lo cual incrementaba el riesgo de las inundaciones que se presentan en este país. Friends of the Earth están a favor de esta alternativa siempre y cuando consumidores y vendedores tengan el tiempo suficiente para prepararse y que tampoco tenga un desproporcionado impacto en las comunidades de menores ingresos económicos.

2. Impuesto a las bolsas: En la República de Irlanda se cobra 15 centavos más por cada bolsa  (Marzo de 2002), lo que llevó a una reducción de 95% en el desecho de de bolsas plásticas. Un año después casi un 90% de las tiendas utilizan la alternativa de bolsa reutilizables o long-life bag. Países europeos como Bélgica, Alemania, España y Noruega están dentro de los países que siguen la idea de Irlanda.

3. Bolsas reutilizables o long-life bags: Una de las alternatives más comunes son las bolsas reutilizables de algodón, plásticas o de otros materiales. Sin embargo no resulta una solución completa ya que siguen teniendo un gran impacto ambiental comparadas con las bolsas plásticas de supermercado. Un estudio publicado en el Reino Unido puso en evidencia que para que las bolsas reutilizables puedan ser una opción deberían reutilizarse un número de veces. Si una bolsa plástica es reutilizada, su huella de carbono por uso se reduce mientras que una bolsa de algodón debería utilizarse unas 131 veces para compensar su huella de carbono.

4. Bolsas biodegradables: Por un lado están las bolsas biodegradables y por otro lado están las compostables. Las biodegradables pueden estar hechas a base de maíz, el cual puede producir metano al degradarse en un vertedero. Aquellas hechas con polímeros oxo-biodegradables se pueden degradar en contacto con el aire o agua pero no en un vertedero.

5. Bolsas de papel: ¿Quién no recuerda las tradicionales bolsas de papel? algo que aún continua en los Estados Unidos pero que según estudios estas bolsas pueden llegar a tener una mayor huella de carbono que una común bolsa plástica. El estudio también sugiere que las bolsas de papel no son reutilizadas al contrario de lo que sucede con las plásticas.  Poniendo en paralelo la huella de carbono de ambos tipos de bolsas, las bolsas de papel resultan tan perjudiciales como las plásticas.

















No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...