Diseño para el consumo

























A pesar de que muchos diseñadores piensan que el diseño industrial es independiente de sus impactos sociales, es este diseño el que más influencia tiene en el consumo. El diseño es practicado con una intención de inducir el consumo y diferenciar productos para inducir a las personas a gastar más. Esta condición puede ser parcialmente explicada a la creencia de que los diseñadores siguen en lugar de liderar, la demanda del consumo. Existe el mito de que es el consumidor quien eventualmente termina pidiendo el diseño de objetos, a pesar de que nunca ha habido necesidades reales para tantos objetos inútiles. Para la muestra abra un catalogo de un almacén de artículos para el hogar.
Soste

Si pensamos por un momento, los consumidores solo pueden escoger sobre algo que ya esta puesto en un estante. La opción entre una marca o la otra, estilos de empaques, electrodomésticos con funciones parecidas pero colores distintos, o una subscripción a un proveedor de cable con 500 canales que por lo general todos son muy parecidos.

Los diseñadores tienen en sus manos la posibilidad de hacer que el mercado trabaje para el medio ambiente. Por ejemplo, el poder dirigir el consumo hacia productos con bajo impacto ambiental como nuevo símbolo de estatus. Es ahora cuando la demanda por nuevos productos crece. Productos que sean más eficientes tanto en su fabricación como durante su vida útil.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...